Carrito  

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Total

Ver / Confirmar

Destructoras de papel para oficina

Destructoras de papel para oficina

Comprar destructoras de documentos para oficina

En ciertos lugares, las destructoras de oficina se configuran como uno de los aparatos imprescindibles que no pueden faltar bajo ningún concepto. Y es que por ley, muchas empresas deben preservar la confidencialidad de sus clientes o usuarios. Por ello, no pueden tirar documentos con datos de clientes a la papelera, sino que deben destruirlos primero para que ningún dato pueda ser identificado.
Y es que la función que realizan las destructoras de oficina es fundamental. Por un lado, permiten que podamos deshacernos con facilidad de aquellos documentos y papeles que ya hemos utilizado y que no necesitamos para nada más.
Documentos impresos, folletos, hojas de notas y muchos más tipos de archivos que ocupan espacio y nos dejan sin sitio para otros artículos o documentos. Todos ellos, gracias a las destructoras de oficina pueden ser triturados de manera limpia.

Nuestra recomendación para comprar tu destructora de documentos para tu oficina

Además, las tiras resultantes de las destructoras de oficina sirven para ser recicladas y así, contribuir a la conservación del medioambiente.
Las destructoras de oficina, como su propio nombre indica, son muy útiles para lugares como oficinas, despachos o instituciones varias.

Normalmente, las destructoras de oficina admiten también ciertos materiales más allá de los folios. Destruyen CDs, clips, grapas y tarjetas de crédito.
A la hora de comprar una destructora de oficina, es importante tener en cuenta el nivel de seguridad de corte. En resumen, esto se refiere al tamaño de corte que realice la destructora. Un corte más pequeño implica una mayor dificultad de descifrar los datos del documento y, por lo tanto, una mayor seguridad.
Suelen existir niveles de seguridad de corte S-2 (tiras), S-3 (confeti) y S-4 (microcorte). Este es el principal dato que debemos mirar antes de realizar nuestra compra, además de la velocidad de corte y otras funciones secundarias pero igualmente importantes, como su tecnología antiatascos, función de marcha atrás, indicadores luminosos, etc.